Mi vida...sin piedad

Friday, November 18, 2005

La Democracia en América -- Alexis de Tocqueville

En los pueblos democráticos, los individuos no son muy poderosos, pero el Estado, que los representa a todos y a todos tiene en su mano, es muy fuerte. En ninguna parte parecen tan pequeños los ciudadanos como en un nación democrática.


A fin de cuentas, no creo que haya más egoísmo entre nosotros que en América; la única diferencia es que hay allí un egoísmo cultivado, y aquí no. Todo americano sacrifica una parte de sus intereses particulares para salvar el resto. Nosotros queremos conservarlo todo, y con frecuencia todo se nos escapa.


En los pueblos democráticos, donde no hay riquezas hereditarias, todo el mundo o trabaja para vivir, o ha trabajado, o es hijo de gentes que han trabajado. La idea del trabajo como condición necesaria, natural y honrada de la humanidad, está por tanto siempre presente al espíritu humano.


Bajo el despotismo, los pueblos se abandonan de vez en cuando a los excesos de una alegría loca, pero en general son tristes y reconcentrados, porque tienen miedo.


En los Estados Unidos, en cuanto un ciudadano tiene ciertos conocimientos y algunos recursos, trata de enriquecerse con el comercio y la industria, o bien compra un terreno sin roturar y se hace pionero. Sólo pide al Estado que no interrumpa su trabajo y que le permita recoger su fruto.


No sólo los ciudadanos de las democracias no desean naturalmente las revoluciones, sino que las temen. No hay revolución que no amenace, en mayor o menor grado, la propiedad adquirida. La mayoría de los habitantes de un país democrático son propietarios; y no sólo tienen propiedades, sino que su estado es precisamente aquel en que los hombres dan más valor a su propiedad.


El Estado recibe e incluso a menudo toma al niño de brazos de la madre para confiarlo a sus agentes; es él quien inspira a cada generación sus sentimientos e ideas. En los estudios, como en todo, reina la uniformidad; la diversidad, como la libertad, va desapareciendo continuamente.


Quisieran ser libres para poder ser iguales, y a medida que la igualdad se iba estableciendo con ayuda de la libertad, la libertad se les hacía más difícil.


Fijar al poder social límites extensos pero visibles y permanentes; otorgar a los particulares ciertos derechos y garantizarles el indiscutible disfrute de los mismos; conservar para el individuo la poca independencia, fuerza y originalidad que aún le quedan; levantarle ante la sociedad y sostenerle frente a ella; he aquí lo que en mi opinión debe constituir el principal objetivo del legislador de nuestra época.


Alexis de Tocqueville

3 Comments:

  • Hola,

    Quiero conseguir el libro completo

    Saludos / jmiguel.marenco@gmail.com

    By Anonymous Miguel, at 7:32 AM  

  • quiero ese libro me lo podrian mandar
    geo.osuna@gmail.com

    By Blogger gEO, at 3:16 PM  

  • Bonjour, droperutp.blogspot.com!
    [url=http://cialisespana.fora.pl/ ] cialis online[/url] [url=http://cialises.fora.pl/ ]comprar cialis [/url] [url=http://cialismedica.fora.pl/ ] cialis [/url] [url=http://cialissinreceta.fora.pl/ ] cialis online[/url] [url=http://farmaciacialis.fora.pl/ ]comprar cialis online[/url] [url=http://cialisfarmacia.fora.pl/ ]comprar cialis online[/url]

    By Anonymous Anonymous, at 3:47 PM  

Post a Comment

<< Home